LaMuralla.cl
Red de Expresión Popular en las Murallas de Chile

| Expresiones | Murallas en Chile | Sitios Amigos
Al diente de la serpiente...
...cierra La Muralla

Chile » Región de la Araucanía » Temuco » Otras Técnicas / Jueves 15 de Marzo del año 2012 / 16:42 Horas.

el chile de matta exposición homenaje en su centenario
exposición a cargo del curador Manuel Basoalto...

“EL CHILE DE MATTA” / Homenaje en su centenario

 


FUNDAMENTACIÓN Y OBRAS DESTACADAS DE LA MUESTRA
 
 
 “La  Tierra  es  un Hombre”,  es  el  título  que Roberto Matta  eligió  para  la obra que realizó en homenaje al poeta Federico García Lorca, asesinado en 1936,  en  los  inicios de  la guerra  civil  española.   Con  este  título  el  artista  chileno quería expresar  la  importancia del    lugar donde se nace y crece, y  como  en  Federico  se  expresaba  de manera  única  la  voz  y  la  esencia    de  España.  Pero no basta con nacer y crecer en un lugar, es también necesaria una  lealtad,  un  arraigo,  no  olvidar  las  antiguas  voces,  una  especie  de alfabeto  primigenio  con  el  que  escribiremos    la  construcción  de  nuestra
identidad,    lo  que  llegaremos  a  ser.    Esa  tierra  inicial,  ese  espació  de construcción  y  génesis  en  el  caso  de   Roberto Matta  se  llamó Chile. Ese será un lugar que en él siguió existiendo, a veces como un sueño, en la gran epopeya, en el viaje mítico que siempre emprende todo creador verdadero. 

 


 
 La infinitud del horizonte lleva a Ulises en el gran viaje hacia el misterio y  también lo trae de vuelta a casa.
 
 La  exposición  “El  Chile  de Matta”  no  es  una  revelación  sino  una  “de- velación”, abrir a  la  luz  lo que siempre ha existido. Esta exposición llega  junto  al cumpleaños número 100 del artista, (11-11-11) y aporta
antecedentes inéditos   del vínculo de Matta con su país de origen, relación que  nunca  dejó  de  existir,  pese  a  las  voces  que  declaran  a  Matta  esencialmente  un  “artista  europeo”.  No  se  trata  aquí  de  un  intento  de recuperación,  (  o  una  suerte  de  nacionalismo,  que  el  mismo  Matta  detestaba) sino conocer la obra de un artista, que ya tenía una consistencia significativa,  antes  de  ser  declarado  “surrealista”  y  joven  figura  del  movimiento, luego de su encuentro con André Bretón. 
 
 Esta exposición nos permitirá descubrir la importancia de la formación  que recibió  en  su  país  (Arquitectura,  PUC,  alumno  del  maestro  Hernán Gazmúri) y  la significación de  los   vínculos que mantiene, pese a regresar en  muy  pocas  ocasiones a su tierra natal. Las  obras de la muestra se conjugan  con  piezas    de  gran  valor  documental  como  el  libro  “Milibil”,  obra  del  poeta René Arriagada,  amigo  de  juventud  de Matta,  y  que  este ilustra  con 5 dibujos  reproducidos  como grabados,  realizados  entre 1934-1935.    También  veremos  íntegramente  el  libro  “La  Araucana”,  el  texto histórico de Alonso de Ercilla y Zúñiga, cuya primera parte se publicó en 1569, en Madrid, donde el poeta canta la epopeya que significa la conquista de Chile y  la Guerra de Arauco. Matta  ilustra  esta obra    en 1978  con 29  litografías. 
 
 Fuera  de  su  aporte  al  expresionismo  abstracto  y  su  lugar  dentro  del  movimiento  surrealista,  reconocemos  como  importantes  momentos  en  la obra de Matta:  El periodo de las “morfologías psicológica”, obras de gran densidad de color, (primer intento para entrar en su “paisaje interior”) ya se trate de óleos o dibujos. Luego una  época marcada por  la  “espacialidad”, obras  en  que  el  espacio  pictórico  se  abre  y  adquiere  una  dimensión cósmica,  en que vuelan construcciones que asemejan “máquinas” o a veces naves,  y donde la figuración nos presenta extraños seres de gran connotación  erótica.  (1944,  “El  Vértigo  de  Eros”).  Es  en  este  período vemos  una  seguridad  y  elegancia  en  el  trazo  muy  propias  del  dibujo
arquitectónico. Veremos  en  la muestra  algunos  grabados  de  esta época y  una de  las versiones de  su  “cubo  abierto”, un  trabajo volumétrico  en que  usa  cartón  forrado  en  tela  y  que  pone  en  evidencia  una  vez  más  la formación  arquitectónica  del  artista  a  la  que  hemos  hecho  referencia. 
Matta  se  tituló  como  arquitecto  en  la Universidad Católica de Chile en
1932,  su proyecto de título se llamó  “El Templo de Todas las Religiones  del Mundo”. El desarrollo del proyecto tomaba como fuente de inspiración  principal  el  cuerpo  de  la  mujer,  así,  a  partir  de  dibujos  de  desnudos femeninos  el  estudiante Matta  va desarrollando  los  distintos  espacios  del edificio que propone emplazar en una isla formada por del “Rió Elefantes”, en la patagonia  chilena.  

 

 
 
 Luego  aparecerán  como  elementos  fundamentales  en  su  obra    figuras asociadas a  las culturas primitivas, motivos ancestrales,  figuras  totémicas, que representan su  interés por  las antiguas civilizaciones de Europa, Asia, Oceanía y América,   y su defensa de estas, donde los “primitivos” pueden entregar  importantes  lecciones  a  los  “civilizados”.   Aquí   Matta  encontró un punto de importante cercanía con los surrealistas que valoraron siempre a  las  antiguas civilizaciones  y  la  carga  simbólica  de  sus  expresiones plásticas,  literarias y científicas, como  la antigua astronomía.   También se valoraron los rituales y el chamanismo, la cultura mapuche tuvo para Matta un lugar destacado.  Sobre este aspecto durante el exilio de los artistas de la  vanguardia  europea  en  Estados  Unidos,  durante  la  Segunda  Guerra  Mundial, Matta ilustra en 1945 el libro de Bretón, editado en Nueva York, “Arcano 17”. Justamente aquí se expresa el antiguo universo simbólico al que hacemos referencia  , en este caso en relación a  la antigua Cabala y el Tarot.    Bretón  inicia  el  libro  hablando  de  los  sueños  de  Elisa,  su mujer  Chilena.  Matta lo ilustra con 4 grabados a color.  Dada la significación de este  trabajo  de  colaboración  entre  el  padre  del  surrealismo  y  el  artista chileno,  en  un  momento  en  que  este  se  sentía  interpretado  por  el movimiento, se expondrá un  libro original de 1945, con  los 4 grabados de Matta,  cuya  tirada  no  superó  los  325  ejemplares.  (El  ejemplar  que  se
incorpora a esta exposición cuenta también con una dedicatoria de puño y letra de André Breton).
 
 En su obra “Autorretrato” (grabado intervenido y collage), que forma parte de esta muestra, Matta sitúa sobre una amplia base, color azul turquesa, un elemento  tridimensional  que  asemeja  a  un  planeta,  o  cometa  que  se desintegra. Tonos verdes y toques precisos de rojo, casi fosforescente, dan especial    fuerza a  la obra. El  título nos hace  reflexionar. En  los múltiples autorretratos de un gigante como Picasso    siempre   podemos descubrir  su mirada, podemos  identificar al artista,  incluso en  los de  su época cubista. 
La  obra  de    Matta  que  titula  “Autorretrato”  parece  inicialmente  una
provocación, pero no lo es. En “La Tierra es un Hombre”,   en homenaje a Federico García Lorca,  Matta  expresa en una composición poderosa y en el color, en particular en   la luz del amarillo, la energía vital y alegría que todos  dicen    transmitía  el  poeta.  En  el  “Autorretrato” de Matta se nos aparece  el  azul  turquesa del océano.   Matta      sentía  nostalgia  del mar  de Chile,  hace  varios  años  conversando  con  él  en  su  casa  en  París me  dijo: “..Quiero volver a Chile para ver el mar, quiero ir a Zapallar, me gustaría estar ahí  solo, pero como estará eso?, quizás es mejor no  ir …porque yo guardo un recuerdo muy bello de ese mar…”.   
 “La Tierra es un Hombre” y para Roberto Matta los colores de ese mar de su infancia  nunca desaparecieron.
 
 
 Manuel Basoalto
Curador.


sobre matta:
Matta, Roberto

 


http://www.matta-art.com/

Roberto Sebastián Matta Echaurren, nació en Santiago de Chile, el 11 de noviembre de 1911. Realizó sus estudios en el Colegio del Sagrado Corazón de los Padres Franceses y se tituló de arquitecto en la Universidad Católica de Chile en 1933. Luego se embarcó a Europa en un largo viaje, quedándose finalmente en Francia donde trabajó un tiempo en el estudio
 del célebre arquitecto Le Corbusier.
Conoció en Madrid, el año 1934, al poeta español Federico García Lorca, quien le contactó con el pintor surrealista español Salvador Dalí. Luego este lo envió donde el poeta André Bretón que al conocer su trabajo lo declaró “surrealista”. Así Matta se incorporó como el más joven integrante de este movimiento, clave en la vanguardia europea. El manifiesto surrealista fue publicado por Bretón en 1924.
 Durante su vida Matta regresó a su país en varias oportunidades, dejando siempre una huella visible de su paso. El imaginario de Chile lo acompañó durante toda su vida, la presente exposición da cuenta justamente de este vínculo que abarcó su formación académica, las relaciones humanas, aspectos de su visión creativa y el compromiso social.
 “El Chile de Matta” nos entrega por primera vez una visión documentada de los vínculos del artista con su país, podremos ver también un
 seguimiento histórico que va situando los momentos claves de esta relación.
Matta murió en noviembre de 2002 a los pocos día de inaugurar la que fuera su última exposición de la “Casa D’Arte Ulisse”, en Roma , Italia.
 Esta exposición organizada por la Universidad Católica de Temuco es un homenaje desde el sur de Chile, a los 100 años del artista. Para Roberto Matta el sur fue siempre un territorio emblemático en su imaginario
 creativo, como lo demuestra su trabajo con “La Araucana” y el emplazamiento para su proyecto, en la mitica patagonia, con que se tituló de arquitecto.
 


Manuel Basoalto Miller
Curador

Mayo 2011

fuente: http://www.uctemuco.cl/galeria/muestras/39/


http://www.uctemuco.cl/galeria/muestras/39/
http://www.uctemuco.cl/galeria/muestras/39/





1348 Lecturas

| Sitio web desarrollado con tecnología Rie.clPowered by Rie.cl 2010  | 1Hosting 1H  Hosting Plus